• 19/07/2024 08:39

¿En quién te convierte tus emociones?

May 28, 2024

¿Cómo reaccionas frente a tus emociones?

¿Reaccionas o podés tomar distancia de ellas y ver todo el panorama?

¿Qué emociones prevalecen en tu vida?

¿Te gusta la persona en la que te convertís frente a tus emociones?

¿Esa reacción tuya favorece a la resolución del tema o lo empeora?

Las emociones forman parte de nosotros y vienen de fábrica. Es imposible no sentirlas y gracias a ellas podemos tomar decisiones para adaptarnos a las diversas situaciones de la vida. Duran unos segundos -80” a 120” aprox.-, y luego “desaparecen”. Es decir, son una descarga de energía en nuestro cuerpo que nos ayuda a reaccionar. Por ejemplo: cuando un perro te corre, gracias al miedo todo tu cuerpo se llena de cortisol y adrenalina que te dan la fuerza para correr o actuar. Luego de que eso pase, hay que liberar esa energía. Acá intervienen, por un lado, los sentimientos que es cuando hacemos consciente la emoción, la racionalizamos y, por otro lado, el nervio vago.

Hoy sabemos que somos un todo. No existe solo pensamientos sin la influencia en nuestro cuerpo de ellos. Somos una UNIDAD muy sofisticada como seres humanos y a medida que vamos conociendo las funciones de cada parte de nuestro cuerpo o cómo podemos combinarlos para nuestro mayor bienestar, nos iremos sintiendo mejor.

Entonces, volviendo a lo del nervio vago, les comparto información que saqué del curso que hice de Neurociencia en la Asociación Educar de Bs As.

Los cambios emocionales –tristeza, enojo, etc.-, generan cambios en nuestras vísceras –taquicardia, sudoración, escalofríos, etc.-. Damasio los llamó “marcadores somáticos” y estos cambios y sensaciones viscerales; relacionadas con las emociones forman parte de la toma de decisión.

La información sensorial visceral llega al hipocampo a través del núcleo del tracto solitario, que está ubicado en el tronco cerebral.

Este es el principal núcleo sensorial que recibe aferencias –gustativas, viscerales, cardíacas, respiratorias-, del nervio vago y su aumento de descarga estaría relacionado con los ataques de pánico.

“Vago” viene del latín errante y este nervio se llama de ese modo, debido a sus múltiples ramificaciones.

Estas divergencias se dirigen, hacia las vísceras más bajas del abdomen comenzando por la caja craneal, continuando en la médula, el tronco encefálico y descendiendo por el cuello, el tórax hasta llegar al abdomen. Este nervio funciona a manera de circuito, por esta razón, retroalimenta la relación mente –cuerpo, enviando mensajes del cerebro a los órganos y viceversa.

Los mensajes son para indicarle a diferentes órganos que hacer en momentos de calma o peligro; de este modo el cuerpo se prepara para reaccionar en forma de lucha o huida.

Algunas funciones importantes del nervio vago son: Regula los latidos del corazón; mantienen los movimientos e impulsos que nos permiten respirar; es el encargado del funcionamiento del tracto digestivo, contrayendo los músculos del estómago e intestinos para el procesamiento de los alimentos; restablece las funciones normales del cuerpo después de una situación de estrés; envía información sensorial sobre el estado de los órganos internos hacia el cerebro. (información extraída de la Clase 21, Apunte A: Sistema nervioso autónomo. @AE. Asociación Educar)

Toda información para explicar la relación entre emociones, pensamientos, mente y cuerpo. Por eso siempre les digo que no son sus emociones. Sus emociones o mejor dicho sus reacciones frente a ellas las aprendieron de cierta manera y las pueden ir modificando a medida que vayan tomando consciencia de quienes quieren SER realmente y no dejarse llevar por ellas, las emociones.

De ahí viene la relación con la meditación, relajación o el mindfulness la atención plena en el presente para que nuestros pensamientos no se disparen para el pasado o para el futuro, cosa que es todo un reto ya que el cerebro se maneja con datos del pasado para tomar las decisiones.

Damasio, Neurocientífico portugués, dice que esos “marcadores somáticos” pueden generarse a partir de dos tipos de eventos:

Inductores primarios: son estímulos que de modo innato o a través del aprendizaje han sido asociados con estados placenteros o aversivos.

Inductores secundarios: Son generados a partir del recuerdo personal o hipotético de un evento emocional. Es decir que tan solo recordar me hace sentir nuevamente esas emociones.

Por eso, las reacciones frente a los eventos cotidianos difieren de una persona a otra, porque cada una tiene una idea asociada a esa situación concreta. Recuerdo cuando comencé mis clases, con un grupo de chicos de 5° grado, no recuerdo cuál era el tema, solo que yo les estaba hablando del campamento, de lo divertido y lindo de estar en la naturaleza o esa experiencia, pero notaba en sus caras que no estaban de acuerdo con nada de eso. Entonces les pregunté, ¿qué es ir de campamento para ustedes? Y me respondieron, que es ir a tarefear, -cosechar yerba, acá en Misiones-.

“Para muestra basta un botón,” como dice el dicho, muchas veces discutimos y nos enojamos con las demás personas sin saber desde que mundo o asociaciones hechas en sus mentes nos estamos relacionando o comunicando. En la nota anterior, les contaba del desafío de la comunicación en la actualidad.

Con los nuevos aportes que nos hacen la neurociencia, nos lleva a comprender, o bueno por lo menos a mí me sirvió para entender muchas cosas y cómo funcionamos como humanos. Eso me ayudó a comprender nuestra programación y ahora estoy en el proceso de elegir qué cosas, acciones o pensamientos quiero estimular y fortalecer en mí para crear otra realidad.

En su último libro “Zensorialmente” Estanislao Bachrach, habla de la importancia de la relación entre la mente y el cuerpo. Hay varios científicos, biólogos y neurocientíficos que se están cuestionando y descubriendo otros mundos, en relación a nuestra expansión cómo seres humanos que fundamentan estas ideas de modificar nuestra manera de pensar por lo tanto tendremos nuevas experiencias. Y además les voy a compartir un video de una Licenciada y Doctora Nazaret Castellano, donde ella fue observando los cambios en la ciencia y la necesidad de complementar la información con otras disciplinas.

De cómo estamos UNIDOS TODOS y la importancia de que intervenga el corazón y no solo la razón. Espero que lo disfrutes tanto como yo y si lo ves, estaría bueno que me compartas tu mirada.

X Foro de ESPIRITUALIDAD. Nazaret Castellanos. GRACIAS a mi prima Luján que me lo compartió.

Después de toda esta información que te compartí, ¿seguís creyendo que tu manera de comportarte es la correcta para tu vida? ¿crees que tenés las riendas de tu vida o tus emociones la dirigen?

Con las nuevas tecnologías, se hablan sobre los algoritmos, si buscas su significado en internet se mencionan las palabras instrucciones precisas, pasos ordenados que no permiten ambigüedad, para resolver diferentes situaciones. Y hoy sabemos, que lo que buscamos, miramos o hablamos, en nuestros dispositivos se van guardando esa información y nos van apareciendo más de eso que vemos a diario. En spotify te “sugieren” temas relacionados a eso que más escuchas. En Netflix te dicen “como viste….., esta película o serie te puede interesar….”. Esto es solo unos ejemplos para mostrarles y hacer una asociación con nuestro cerebro y forma de analizar y reflexionar frente a la vida cotidiana. Así como en internet, spotify o Netflix, nadie dice que está mal, no se juzga solo te ofrecen cosas de las que estás acostumbrada/o a ver o escuchar. No saben si eso te hace bien o mal, estos dispositivos no tienen la capacidad para decidir por vos y saber si te hace mejor persona o no. Solo te devuelven más de lo mismo.

¿Qué tipo de información busca tu algoritmo?

En esa información que buscas o compartís ¿estamos todos incluidos o hay héroes y villanos?

¿Desde qué emoción actúas?

La mente es dual, siempre va a encontrar lo bueno o lo malo, así funciona. Pero hoy sabemos que hay una parte del cerebro mucho más evolucionada con un sinfín de atributos que nos hacen “portarnos bien”, como les digo a mis alumnos. Se llama Neo-córtex y las funciones ejecutivas.

“No se trata de estar todo el tiempo tranquilo o con una energía movilizante, sino de tener un sistema nervioso flexible y resistente para que puedas evaluar con precisión la seguridad y el peligro, y responder adecuadamente. La verdadera resiliencia es poder pasar de un estado a otro con fluidez. (Pág 85, Zensorialmente- Estanislao Bachrach

A través de ésta nota quiero que puedas comprender el porque de mi curso-taller sobre “Emociones y la meditación”. Te voy a compartir información sencilla para que puedas tomar mejores decisiones y ver porque se disparan las mismas emociones en tu vida, cuál es su finalidad, etc. Además, te comparto una encuesta para que te vayas conociendo un poco más y hablaremos de ellas en el encuentro. Comunícate para mayor información.

Si crees que mis notas y contenido te ayudan a conocerte más y saber de tus emociones, podes colaborar haciendo tu aporte a través de Mercado pago Alias: Sentir.ok.mp. Gracias por acompañarme a seguir compartiendo mi sentir.

PD: Si te gusta trabajar estos y otros temas en relación a las habilidades socio-emocionales o si tenés un emprendimiento o empresa sobre salud y bienestar y querés dar a conocer tu servicio en este espacio digital para acompañarme, comunícate por MP a mi Instagram @Sentir._ok

Paula Vera

Docente-Coach

Instagram @Sentir._ok