• 24/06/2024 20:44

Reflexiones entre equívocas y univocas: ¿debate? (por Juan Oviedo)

May 4, 2024

El Congreso, venerable institución de la representación, ¿qué representa?, a los votantes, ¡y como los representa?, a través de lo que se vota, pero ¿no hay algo antes de eso?, si, lo que se llama “debate”, tanto en las cámaras alta y baja.

Ahora, ¿hay alguna relación algún vínculo entre el voto y lo que se dice en el debate?, no, no lo hay, el debate no cambia posturas a la hora del voto, entonces, ¿para qué sirve el debate?,para decir la propia postura, para afirmar lo que se piensa, ¿a quién?, al opositor político -que ya sabe- de antemano la postura de su contrario, y a eso se le llama debate.

En realidad, todo cabal debate es justificado como el “intercambio” de ideas, implica que “si o si” debo estar abierto a las ideas de mi interlocutor porque intercambio significa “aprendizaje”, porque sin esa necesaria apertura, el debate, es un decir de –sordos-, personas que hablan, pero que no se escuchan y eso vulnere el “espíritu” mismo del debate, porque dos tipos que hablan en contra -de si, de ideas o de lo que sea- “no es” un debate sino un pólemos, lucha entre contrarios.

Ahora, lo risueño es que esa “lucha”, lo que determina a -vencedores y vencidos-, es el voto, pero ese voto no está sustentado en lo que se dijo, sino previo a eso, lo que transforma al Congreso no un lugar donde se discutan ideas, sino un espacio para “legitimar” lo que previamente se viene pensando, así, el Congreso es un lugar destinado para la cuantificación y esa la que “manda”, ¿ideas, debate, intercambio?, ja, ja, ja, ja, entonces, ¿qué hay detrás de cada mano levantada por la afirmativa?, sospechas de todo tipo y ¿cómo no tenerla si hay declaraciones mediáticas de algunos congresales “contrarias” al gobierno pero a la hora del voto, lo hace a su favor?

Por eso, no hay solución hermano, si billetera “mata galán”, el voto “mata a las ideas”. y el congreso, un cuerpo sin alma sin verdadero debate.

Juan Oviedo