• 24/06/2024 19:49

Múltiples Existencias: Nadie me lo contó (por Gastón López)

A mi nadie me lo contó, lo tuve que vivir nomás. Tuve que chocar contra todas las paredes de la vida para aprender, sobre todo a perdonar.
¿Cómo cuesta perdonar? Para perdonar hay que aceptar. Aceptar que uno también se equivoca, y muchas veces de verdad.
En la confusión de los conflictos se pierde tiempo, y en cada tiempo instantes de charlas que podrían abrazar en vez de doler.
Que duela. Que lastime. Pero que no desgarre. Mimemos de amor la intención de las palabras.
A mi nadie me lo contó, lo tuve que vivir nomás.