• 15/06/2024 14:54

El orgullo

May 9, 2024

Por orgullo, no damos el brazo a torcer

Por orgullo, no reconocemos nuestros errores

Por orgullo, no reconocemos la grandeza de los demás

Por orgullo, nos quedamos en el mismo lugar

Por orgullo, creemos que los demás no pueden ayudarnos o acompañarnos

Por orgullo, creemos que no tenemos nada que aprender de los demás

Por orgullo, no buscamos ver las cosas de otra manera

Por orgullo, nos creemos superior a los demás

Por orgullo, no pedimos perdón

Por orgullo, no aceptamos al Amor en nuestra vida.

Siento que hoy es un día donde todo lo que estuve trabajando en éstos últimos meses, tal vez años, están dando sus frutos. No sin antes reconocer la ayuda y acompañamiento de tantas personas donde cada una desde su lugar y sus recursos me acompañan en este camino.

¿Saben lo que me costó aceptar que merezco amor, aceptación y validación? Horas y días de lágrimas, meditación, aceptación de mis zonas a trabajar y que puedo equivocarme, horas de lectura e inversiones, económicas y de tiempo, en cursos y terapias holísticas que me ayudaron a entenderme como un ser integral desde lo biológico, emocional para llegar a lo espiritual.

Creo que a estas alturas se darán cuenta, que no les comparto esto para que me aplaudan, el aplauso y reconocimiento me lo doy yo, sino para compartirles que nada llega si no nos movemos u ocupamos de nosotros mismos y elegimospalabra clave-, hacer algo diferente en nuestra vida. 

Siento que estamos en tiempos donde necesitamos conectar con algo más. Algo más trascendental, superior y poderoso, esa conciencia de AMOR que nos sostiene, ya no por necesidad, como en otros tiempos donde alguien debe salvarme, sino por elección, porque nos sabemos parte de esa conciencia.

Además, ya lo hacemos desde otro nivel de conciencia. Al ir hacia mi interior y revisar todo lo que fui guardando por no saber qué hacer con eso que sentía, fui encontrando en mi esa conciencia de amor. Cada acción, pensamiento me llevaba a conectar cada vez más con ella y darme cuenta que siempre estuvo ahí, esperando a ser vista o mejor dicho reconocida.

Les quiero compartir un texto maravillo que saque del Instagram de Patricia Mendez, una de las personas que me acompaña en mi camino y que puede dar contexto a lo que quiero compartir hoy con ustedes.

Te enseñaron a no pedir cosas

A no molestar.

A complacer.

A hacerlo solo tú.

A sentir vergüenza si necesitabas algo.

A depositar tu autoestima en el hecho de que los demás te necesitan.

A resolver todos los problemas.

A nunca decir que no.

A estar siempre disponibles para el otro.

A servir.

Te enseñaron esa esclavitud emocional que consiste en buscar desesperadamente la aceptación.

En evitar el rechazo por encima de todas las cosas.

En convertirte en lo que otra persona demanda para que no te deje de querer.

El tenerle miedo al abandono.

Y ahora tu pides algo porque ya no puedes más.

Lo que sea.

Y la gente que te lleva exprimiendo toda la vida, se enfada.

Y ahora tú dices NO.

Porque NO.

Y la gente que lleva toda la vida contando contigo para todo, te dice que has cambiado.

Que no eres la misma persona.

Que qué te pasa.

Lo único que te pasa es que te estás dando valor.

Estás pensando en ti.

Estás poniendo límites por primera vez.

Y estás reclamando tu derecho a recibir.

Y ahora puede que ya no haya tanta gente.

Porque la gente que estaba contigo por interés cuando ya no eres útil, desaparece.

Vale.

Estás más sola.

Pero también ERES MÁS LIBRE.

R. Galán – Extraído del Instagram de Patricia Mendez (Medium y vidente natural, Pdas Mnes)

Nuestro mayor desafío es aprender a jugar el juego según nuestras propias reglas. Ser quienes queremos ser en esta vida.

Estamos tan acostumbrados a “pelearla” a “luchar” por lo que queremos que nos olvidamos de confiar en que todo llega en su momento. Tal vez eso que queremos y esperamos para nuestra vida no es lo que realmente necesitamos. Pero por orgullo, seguimos insistiendo y forzando las situaciones y esto es aplicado a parejas, amistades o relaciones familiares.

Poder distanciarnos o alejarnos de alguien sin resentimiento u odio, es aplicar el verdadero sentido de ésta vida. Venimos a aprender a AMAR a nuestros semejantes, aun cuando éstos nos lastimen, rechacen o no sean como esperamos que sean. Ese es el desafío. Odiar, reaccionar y enojarse es lo más fácil, es lo que nos sale por naturaleza. El tema es ir más allá de nuestras emociones y buscar alternativas mucho más elevadas y armoniosas para nosotros mismos. Todo ese odio o veneno queda en nosotros no le llega a los demás la mala onda, todo eso que damos vuelve, y después nos preguntamos por qué tenemos la vida que tenemos.

Eso es lo              que busco cuando comparto estos temas, no somos esas personas enojadas y dolidas, no somos nuestras circunstancias, emociones o lo que pensamos de nosotros somos algo mucho más grande e infinitos, pero salir de ese lugar genera incomodidad ¿Cómo puede ser que alguien me quiera siendo cómo soy? ¿Qué tengo de lindo para compartir si no me banco ni a mí misma/o? Como dice el texto que les compartí, “Nos enseñaron”…

Te enseñaron esa esclavitud emocional que consiste en buscar desesperadamente la aceptación.

Y lo peor del caso es que nos creímos y esa es la realidad en la que vivimos. Yo busco mostrarte a través de mis notas y la información que te cuento, es que podés modificar todo eso. Fijate que dice al respecto Estanislao Bachrach.

https://www.tiktok.com/@mentalidadseiko/video/7366699483146554657

Literal, “hoy ustedes son más inteligentes que ayer”

Por orgullo o mejor dicho porque me creí todo eso que pensaba de mí, era que no sabía cómo conectar conmigo y me armé una coraza mental y física en mentirme a mí misma. En qué no alcanza con todo lo que hacía para que me quieran, sino que tenía que hacer más. De que no alcanzaba con ser yo, sino que debía estudiar y tener cosas materiales para ser reconocida. Que debía lucir de alguna manera en mí apariencia física para encajar y no ser juzgada. Etc.

Y lo más doloroso y difícil de aceptar es que siempre fui amada, bendecida y guiada por el Amor Divino, esa conciencia de Unidad y amor que nos guía y acompaña siempre. Y me dirás, entonces ¿por qué me pasa xxx? – enfermedad, perdidas y dolores emocionales-, y eso se debe a la idea de bienestar que tenemos. Creemos que esos momentos difíciles están como castigo y no lo vemos como aprendizajes o la mejor manera que tenemos de desarrollar la empatía y el autoconocimiento. Todo tiene que ver con el cristal que veas las cosas.

Aceptar que somos amados y que hay muchas personas que están dispuestas a acompañarnos en nuestro camino, también es algo que debemos aprender hoy en día. Está bien no saber, está bien que a veces no puedas y pidas ayuda, está bien sentir soledad, miedo o tristeza, todo se te presenta para que trasciendas, para descubrir que hay detrás de esas emociones.

Quiero agradecer a DIOS esa energía de Amor que nos contiene y a TODAS las personas que estuvieron, están y llegarán a mi vida, las que me ayudan a compartir esto que tanto amo, desde su lugar. Los honro y bendigo y deseo que llegue a ustedes multiplicado todo lo que me dan a mí, que sus vidas sean bendecidas y guiadas por el Amor y no se dejen atrapar por el orgullo. Los amo y GRACIAS por estar en mi vida.

Paula Vera Docente y Coaching.

Inst:@sentir_ok