• 04/03/2024 21:51

Ana Peczak:»Hay que cuidar la democracia que tenemos»

Con 70 años de vida y sobretodo experiencias que nadie siquiera tener, Ana Rosa Peczak, hermana de Pedro y Enrique Peczak, presos (y víctima en el caso de Pedro), de la última dictadura militar en la Argentina, reafirma «tenemos que valorar nuestra democracia, solamente quien no la tuvo, sabe lo que vale», precisó con buen humor, que es lo que la mantiene viva,según sus palabras.

En el Dia de la Memoria, la Verdad y la Justicia, Ana volvió a charlar sobre lo sucedido, después de un tiempo de llamarse a silencio. «Yo dije que no iba a hablar más de lo sucedido, había quedado cerrado lo sucedido, pero ahora me doy cuenta de que hay gente que no sabe que lo que pasó en la masacre del 36 en Oberá, quedó tan guardado todo y no quiero que pase con el proceso de la dictadura militar,el daño que hizo, por lo que ahora hablo, cuento, para que los jóvenes sepan lo que pasó en nuestro país. Para que nunca más se repita ni siquiera como posibilidad- que por allí escuchamos ahora- tienen que saber que la represión fue brutal, que miles de familias fuimos destruidas, desmembradas, todo por luchas por derechos para nuestros colonos, nuestro trabajo», explicó Ana
«Como familia este 24 nos trae recuerdos muy tristes, tratamos de hacer análisis de lo que hemos pasado porque durante muchos años tratamos de olvidar, era muy doloroso todo, pero lo hablamos en familia, con los hijos, contándole las historias, apoyándonos unos a otros,tuvimos que levantar cabeza e ir adelante», expresó
Dijo que «uno rebobina todo lo vivido, recordaba estos dias con mi hermana que había llegado de Buenos Aires, que Pedro era un hombre muy activo, lleno de vida y lleno de virtudes y tenía oficio, era una persona trabajadora, con buenas ideas, que no podía llevar a cabo por l sistema politico imperante en el país entonces. Quería que su familia esté mejor,nuestra madre que ya era viuda, los trabajadores y obreros rurales, que pasaban por situaciones de miseria, eso fue lo que le impulsó a entrar al Movimiento Agrario de Misiones».

Añadió que «siempre le dolió mucho a Pedro y Enrique también, la injusticia, y veía que hombres mujeres y niños trabajaban mucho todo el día y cuando llegaba el cobro era una miseria, que apenas alcanzaba para algunas ropas para comer. El era carpintero, techista, mecánico, pero sin embargo no podía ver a la gente sufrir, la injusticia le pudo más y fue lo que le llevó la vida», recordó Ana con dolor.
Sobre la detención de su hermano Pedro y cuando lo vió por última vez relató que «cuando Pedro entró a la clandestinidad ya no lo vi más, no supimos más nada de él hasta muchos meses después. Se fue en marzo y en noviembre lo detuvieron y de ahí lo tuvieron de un lado a otro, mi madre decía por lo menos va a quedar preso, no importa, lo vamos a visitar; pero nunca supimos siquiera dónde estaba. Lo destrozaron, nos entregaron sin ojos y sin manos. Su cuerpo estab forrado de perforaciones de bala, con heridas, golpes».

» El comisario de Los Helechos de entonces, nos dijo que Pedro había caído en un enfrentamiento en Cerro Moreno y le dijimos ¿Cómo un enfrentamiento si lo habían llevado detenido? en qué momento se enfrentó con la policía? Bueno, pero era lo que tenía que decir él». Con los años vimos el certificado de función que decía que murió por traumatismo de cráneo y todo lo que después nos enteramos, por los testimonios de la gente que se escuchó en los juicios, ahí nos enteramos que Pedro estuvo en Apóstoles, muy mal, que se le negaba la comida, que tenía una herida en la cabeza que nunca le atendieron. Ni siquiera sabemos en qué momento falleció», mencionó conmovida la hermana de Pedro y Enrique Peczak

«Con familias de otros desaparecidos tuvimos contacto muchdo tiempo después, porque en ese momento todos teníamos mucho miedo, mi madre no quería que hablemos porque además la gente nos miraba con como si fuéramos delincuentes nosotros y tampoco queríamos perjudicar a otras personas que podían ser sindicados como amigos nuestros y por ello también acusados», sostuvo.

» Las personas no se imaginan el horror vivido en época de la dictadura, yo recorrí todas las cárceles del país para saber qué pasaba con mi hermano Enrique, que también fue apresado, dejaba a mis nenas chiquitas y viajaba, porque mi madre quería saber donde estaba y a Enrique lo trasladaban de un lugar a otro y nos preguntábamos y me preguntaba qué hicimos para merecer eso, porqué estábamos en esa situación trabajamos mucho la chacra no entendíamos cuál era nuestro pecado», mencionó Ana.

Contundente respecto a los tiempos actuales dijo que «hay que cuidar la democracia que tenemos, los dirigentes, los políticos lo tienen que hacer, es su obligación, tenemos que seguir adelante con esta democracia que tenemos en la Argentina que nos permite opinar, elegir, disentir, podemos sentarnos a charlar, podemos andar por las calles, es algo muy lindo que solamente lo valora aquel que padeció no tenerlo», remarcó.

(Contexto) :En 1976 comenzó la dictadura y con ella, todos los referentes del MAM fueron perseguidos, secuestrados, torturados y algunos de ellos perdieron la vida, entre ellos Pedro Peczak, que era entonces secretario general. Su hermano Enrique también fue perseguido y preso tiempo después, pero fue liberado luego de mucha insistencia. Falleció en el año 2009.