• 01/10/2022 13:50

Funciona en el Samic de Oberá una sala para tratamiento de pacientes crónicos

El último viernes se puso en funcionamiento en el Hospital Samic de Oberá un nuevo sector para el tratamiento de pacientes crónicos de enfermedades no transmisibles.

El Director del Hospital Samic de Oberá, Doctor Héctor González agradeció en primer lugar al Ministro de Salud Dr. Walter Villalba por la iniciativa y la colaboración que permitió la concreción de este nuevo espacio, “Siempre se atendió a los pacientes crónicos, esto le da un formato y un lugar más específico para ellos. Sabemos lo que significa y el impacto socioeconómico que tienen las enfermedades crónicas no transmisibles en el mundo”.

Consultado sobre la función que cumplirá esta sala, González dijo, “atender a los pacientes crónicos de enfermedades no transmisibles. Si bien antes se los atendía por separado, ahora van a tener consultorio y un equipo multidisciplinario que los va a ver y realmente se está trabajando muy bien, además la gente está muy entusiasmada”.

El Director del Samic dijo que en esta sala se tratarán a personas con hipertensión, diabetes, fumadores EPOC, “hay un grupo de enfermedades no transmisibles entre las que la parte cardiovascular es la que se lleva la tasa de mortalidad más alta, la idea es trabajar sobre esto y tomar conciencia de este problema” finalizó González.

Por su parte el Ministro de Salud de la Provincia, Walter Villalba manifestó “Esto nos va a permitir como dijo el Doctor González el ordenamiento, ampliar un poco el servicio, pero por sobre todo el ordenamiento de lo que ya viene haciendo el hospital en lo que tiene que ver con las enfermedades crónicas no transmisibles y el reconocimiento de un grupo de la sociedad que después conlleva a un mayor gasto en salud. La mayoría de los misioneros se mueren justamente por este tipo de enfermedades, las enfermedades crónicas no transmisibles y de todas sus complicaciones posteriores como el infarto agudo de miocardio, la enfermedad cerebro vascular, el pie de diabético, como la falla renal, la ceguera por diabetes. Todas esas patologías se van a englobar aquí y se le va a poder dar a paciente no solamente la atención, sino que el sistema de salud también le va a permitir tener, mejores estadísticas, saber hacia donde uno debe reaccionar después la inversión sanitaria, hablamos de los recursos financieros específicamente y obviamente permitir que la gente sepa un lugar físico y los profesionales que están atendiendo en estas áreas para que tengan su patología en resguardo”.

Villalba dijo que este trabajo que se realiza permite la divulgación de una serie de programas que tiene el Ministerio de Salud de la Provincia ”hace que esta medicación llegue gratis a la gente por ejemplo, que hoy a veces no se conoce, o que tengan la curación de las heridas los diabéticos gratuitamente y con gente que se está capacitando para eso constantemente para eso y en la medida que hemos evaluado los procesos en el Hospital de Posadas, más algún Centro de Atención Primaria, poder multiplicarlo en el resto de la provincia. Aquí en Oberá, en Alem que ya comenzaron a trabajar y después lo iremos multiplicando”.

Sobre el funcionamiento del nuevo Hospital Villalba señaló “falta muy poco, el compromiso asumido por las empresas que deben traer el equipamiento está un poco retrasado, teníamos la expectativa de que para esta época ya teníamos que tener funcionando. No es una tarea que dependía específicamente de nosotros, venimos cumpliendo con los pagos como teníamos estipulado, el retraso de empresas que por ahí no están dentro del país incluso, hace que por ahí también nos retrasemos un poco. Pero está muy bueno poder hacerle saber a la población que no estamos muy lejos de que lleguen los equipos, el cerramiento final de la parte técnica y a partir de ahí la puesta en marcha de la primera etapa que va a ser por ahí la más emblemática. Después lo que viene seguramente ya va a ser un poquito de gestión hospitalaria ministerial, pero lo que tiene que ver con la puesta en marcha del inicio va a ser emblemática para todos los obereños”.