• 25/03/2023 17:39

El elogio de la incertidumbre nacional

En vista de tanto río revuelto y ya amanecido el año electoral, la incertidumbre a nivel nacional, fertiliza el terreno posibilitando el surgimiento de todo tipo de teorias y proposiciones, que incluso la realidad, con su sequía de acciones concretas, permite que afloren.

La sucesión de hechos posibles dentro del Frente de Todos es intensa y numerosa por estos días, aunque se podrian subrayar tres posibilidades muy factibles y ninguna se presenta muy halagadora.
1) En la primera hipótesis; se podría considerar que eventualmente Cristina Fernández se presente como candidata, luego de ingresar una apelación a su sentencia ya en firme, lo que le daria varios meses para seguir habilitada y en carrera. Podria darse el caso de que arrase en las PASO y quede a la cabeza del proyecto uniendo a los distintos sectores. Pero también en plena campaña electoral, la Justicia podria rechazar su apelación dejando su inhabilitación en firme y haciendo que se terminen drásticamente las aspiraciones electorales del proyecto, por ende el Frente quedaria sin candidato y sin tiempo para rearmarse.
2) Analicemos otro escneario -con dos aristas- en el que Cristina se presente como candidata, tambien luego de ingresar su apelación a la sentencia ya firme, lo que le daria varios meses para seguir habilitada igual que en el caso anterior. Podria ganar las PASO y comenzar con mucho énfasis una gran campaña electoral en todo el pais. Tiempo después- y aun antes de la fecha de los comicios-, la Justicia podria rechazar su apelación y el ultimo recurso posible que quedaria, seria esperar que el presidente Alberto Fernandez, usando facultades que tiene arrogadas, la indulte. El presidente ha manifestado en distintas ocasiones que los indultos no se condicen con su espiritu democrático y no es tan descabellado pensar que no lo haria. De todas maneras si fuera indultada, el golpe de efecto seria devastador en la fuerza de captación de votos indecisos y es difícil pensar que podrian absorber ese cimbronazo.

Por lo tanto, el Frente se quedarí sin candidatos y sin tiempo para organizarse, en caso de no haber indulto tan cerca de los comicios. Y si lo hubiera, padecerian una hemorragia fatal en intenciones de voto.
3) Hilando aun mas en las conjeturas, Cristina podria presentarse como candidata y ganar cómodamente las PASO amparada en su apelación, lo que le daria tiempo para hacer su campaña. Podria ganar las elecciones y su apelación ser rechazada, siendo ya primera mandataria electa. No se podria autoindultar. Sin lugar a dudas comenzaria inmediatamente un proceso de juicio politico y de prosperar, deberia renunciar y si no avanzaraa, la oposición en su conjunto se podria negar a dar quorum en el Senado, en la Camara Baja y en los Concejos Deliberantes de todo el pais, repudiando el hecho de ser presididos por una mandataria condenada en firme.
Ninguna de las tres opciones es alentadora para el Frente de Todos.
Ya en el terreno de lo concreto- y alejados de toda conjetura-, la falta de las más mínimas precisiones, generan que las ganancias de este rio torrentoso se las lleven los miembros de una oposición partidaria, que saca ventajas dia a dia, ahondando sus disputas internas por candidaturas, amparados en la idea de un triunfo altamente posible.

La pueblada que supo nacer un 17 de octubre en este pais en defensa de un proyecto político, no se ve posible ante la falta de unidad y cohesión de un frente que tiene a sus militantes esperando a quien coronar al final del proceso y perdiendo un tiempo valiosísimo, como quien mira un partido de tenis entre Nadal y Djokovic, sin poder fijar la vista ni adivinar quién gana al final.
La realidad supera a la ficción y habrá que permanecer atentos para ver como se desarrollan los hechos, dentro del ámbito político partidario nacional- dentro del oficialismo y de la oposición- que ya en las próximas horas deberían mostrar los planes de cada proyecto, en función de desplegar las armas de seducción cívica que amerite cada caso.

No es una novela histórica, para nada, es la realidad política del pais y nos atañe a todos y a cada uno de los ciudadanos, como asi tambien a los habitantes de este suelo cuya única certeza- hoy por hoy- es la incertidumbre imperante.

José Luis Martínez (Periodista-Docente)